Artículo en El Mundo por Pedro Nuño De La Rosa

De mesón de carretera a magnífico restaurante 

Son más de 30 años de historia los que forjan este restaurante

El maestro arrocero Sergio Masegosa es el encargado de confeccionar un arroz caldoso con conejo, caracoles, setas y verduras de temporada

Hace ya más de 30 años que conocemos aquel Mesón Maigmó, hoy reconvertido en restaurante de tipo medio-alto. Entonces subíamos no sólo a comer las tópicas -típicas carnes y embutidos a la brasa, sino y además en otoño, caza mayor y menor. Actualmente las cosas han cambiado, y aquella decoración mesonera con mantel de papel y personal a la llana, mudó en amplia barra, dos comedores funcionales, mantel blanco y selecta vajilla, un servicio impecable y hasta políglota, aunque todavía conservan alguno de sus eficaces camareros, y tanto la carta de viandas como la de vinos, está a la altura de cualquier buen restaurante capitalino. Al punto de que el ojo del dueño ya no necesita engordar al caballo como antes.

Para empezar, y después de los platillos, uno con tomate bien rayado, y otro con un alioli bastante anodino, nos pusieron pulpo seco a la brasa, perfecto de calor, pero duro de masticar. El Luna Beberide, es tinto del Bierzo (2017) que no está mal, si bien aún le falta recorrido. Excelentes las mollejas de cordero fritas con ajos y espárragos trigueros, todo en su conveniente grado de fritura equivalente.

El maestro arrocero Sergio Masegosa es el encargado de confeccionar un arroz caldoso con conejo, caracoles, setas y verduras de temporada. Una delicia, tanto seco, como caldoso, ahora muy apetecible cuando por la montaña corren días fríos y lluviosos; todos sus componentes son montaraces (me encantaron los caracoles), por algo y con harta solvencia se presume como uno de los platos estrella de la carta. Igualmente, recordando rurales épocas pasadas, puedes degustarlo en cazuela que mantiene el calor hasta la última cucharada. El Pergamino, un rioja crianza del 2015 le fue perfectamente.

Nos habían hablado de las salsas, así que pedí nos trajeran un par de muestras. La que llaman “picante” (guindilla pequeña y pimienta) con setas, no resulta tan agresiva como pensábamos. La segunda, muy digna y elegantemente gala, pudiendo acompañar sin disentir sabores, pongamos por caso, a un filete de jabalí. Ambas elaboradas por el jefe de cocina, Pedro Mateo Oliver, responsable de gran parte de la carta y con quien trabajan otros siete cocineros. Saben lo que se trae entre manos.

Obviamente inquirimos, siempre la memoria, si tenían caza mayor, y nos trajeron un civet de ciervo resuelto a la manera tradicional, es decir guiso lento, cebolla y vino que ablanden al cornúpeta. Notable.

El Trus de Ribera del Duero, Roble 2017, acompañó a las chuletas de cordero a la brasa, que, como todo lo que manejan entre ascuas, les quedan afinadamente asadas, pero el borrego ya apuntaba a morueco, y por ende había que echarle mucha masticación; quizás nos hayamos acostumbrado en exceso a las chuletillas, y nada que exceda en peso del animal sacrificado, nos conforma como se comía antiguamente.

Debo recomendarles su torrija templada con helado de turrón de Jijona, porque no admite ningún pero goloso. Tan es así que le eché un tiento a la diabetes y repetí.

Por cierto, nos atendió la maître Samantha Carrière, toda una joven profesional. Y concluyendo, he leído por ahí que este restaurante es caro, queja de la tontuna colectiva que anda suelta por Internet; naturalmente un buen producto de mercado, una bodega con suficientes referencias, y un servicio ad hoc, cuestan un buen dinero. Por todo ello merece la pena subir al Maigmó.

RESTAURANTE MESÓN MAIGMÓ

Dirección: Autovía del Mediterráneo, 16, 03109 Tibi.

Teléfono: 965617283

Precio medio: de 45 a 55 euros

Horario: No cierra

 

Enlace artículo

https://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/alicante/2018/11/24/5bf7f3aa46163fc28c8b4588.html

Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. ACEPTO Más información...